Rafael Nogales Mendez: Cronica de un abandono Historico

30 de Julio de 1937, Periódico “El Heraldo” Caracas:

“ EL CADÁVER DE NOGALES MENDEZ SE ENCUENTRA DESDE HACE OCHO DÍAS EN LA GUAIRA SIN QUE NADIE LO RECLAME;Noticias recibidas en esta redacción, afirman que desde el 24 de los corrientes , llego a la Guaira a bordo del vapor italiano “Orazio”procedente de Panamá, un ataúd que contiene los restos del General Rafael Nogales Mendez, consignado al ministerio de relaciones exteriores en virtud del pasaporte diplomático con que viajaba el fallecido compatriota. 

Según parece, hasta el presente nadie ha reclamado los mortales despojos del simpático “soldado de la fortuna” y la urna permanece depositada en los almacenes de la corporación, esperando que una mano caritativa los haga trasladar al cementerio general del sur. Da lastima – de ser cierta la noticia-el injustificable abandono en que se dejan los restos de un venezolano destacado, que murió en Panamá cuando viajaba en desempeño de una mision oficial. Si el extinto general Nogales Mendez no tiene deudos cercanos que se preocupen de ofrecerle el póster reposo, seria justo que el ejecutivo asumiera la responsabilidad de ese acto y ordenara la inhumación del cadáver….”

27 de Diciembre de 1937, The Times,Inglaterra:

“ Es hora cuando se recibe aquí la noticia del fallecimiento del general Rafael Nogales Mendez, el soldado Venezolano de la fortuna, acaecido en Panamá hace unos meses.Nogales Mendez fue un hombre de una cultura ejemplar quien hizo la guerra por cuenta propia y cuya carrera constituyo una serie de escapadas de la muerte violenta. Como escritor poseyó un estilo movido aun cuando un tanto inconexo, y sus aventuras descritas en varios libros se olvidarían pronto, si no fuera por las descripciones que hace de países, pueblos y animales, lo cual presta amenidad a sus relatos.

Como muchos hombres de su solera era cortes y de modales suaves y le repugnaba el derramamiento de sangre.

Nogales Mendez nació en San Cristobal, ciudad de los Andes Venezolanos, en 1880. Descendía de una familia de conquistadores españoles y llevaba en sus venas sangre de los caciques indios que los españoles vencieron. A la edad de siete años sus padres lo enviaron a Europa a educarse y en el continente se hizo un lingüista excepcional (…. ) Asi los vemos servir a la edad de 18 años en el ejercito español en la guerra de Cuba (…)Siguio su vida de aventuras por Persia, por la india y después de regresar a Venezuela a los 20 años, tuvo un altercado con el presidente Castro sobre el régimen opresivo de este país y fue bastante afortunado saliendo del país ileso esa misma noche. (…)Mas tarde fue a buscar oro en la sierra mejicana. Participo en la inocua revolución de Flores Magon contra el presidente Porfidio Diaz.En 1909 retorno a Venezuela(…) Al estallar la Guerra en 1914 se dirigió a Europa y consecutivamente ofreció sus servicios a Bélgica,Francia, Montenegro y Serbia. Pero como no era digno de su nombre formar en la Legion Extranjera, se dirigió al gobierno de Turquia, en donde fueron aceptados finalmente sus servicios. Entro como teniente coronel en el ejercito turco y allí peleo contra el ejercito británico y el ejercito ruso de asia.

En su libro “Cuatro años bajo la media Luna” publicado en 1926, hace una narración vivida de los sucesos en que tomo parte durante la guerra mundial, relatando batallas, asesinatos, matanzas,pestes, actos de peculado, traiciones e intrigas. (…) A la muerte del dictador Juan Vicente Gomez, en diciembre del año 1935, Nogales Mendez quien se encontraba en el exilio, regreso a Venezuela y el nuevo gobierno le dio un puesto en las Aduanas. Solicito al gobierno un nuevo cargo, siendo designado al estudio de métodos policiales en las principales ciudades del mundo.Se encontraba en Panamá cuando cayo repentinamente enfermo, muriendo después de una intervención quirúrgica de urgencia. Tenia 56 años(..) Nogales Mendez publico otros libros: “Memorias de un soldado de la fortuna” , “ Sombrero de Copas y Espuelas”y “saqueo a Nicaragua” (…)

26 de marzo de 2006,Daily News;Turquía (traducción automática por google):

Gracias al embajador de Venezuela en Turquía Kaldone G. Nweiheid, tenemos las memorias de Rafael de Nogales Méndez publicados en Ankara por su embajada.Es un libro muy impresionante que une la historia del Imperio Otomano con la República Bolivariana de Venezuela ahora. El libro de tapa dura de 180 páginas, con 1.500 ejemplares publicados,está escrito en Inglés y turco.

El libro está dividido en tres secciones, más un prólogo escrito por Nweiheid en octubre de 2005. La primera sección trata con jóvenes Nogales, sus primeros viajes desde Alaska hasta el Lejano Oriente, un soldado como un rebelde en casa y un aventurero en todo el mundo en principios del siglo 20 incluyendo las tierras del Océano Pacífico como un revolucionario entre la ideología y la acción. La segunda parte consiste en sus aventuras en Turquía y su participación en el asedio de Van, la quema de Başkale, sus viajes por el Creciente Fértil, el Frente Sur, Gaza y el Sinaí. L atercera sección representa su regreso a Venezuela como escritor y conferenciante, quien escribió el libro “Cuatro Años Debajo dela Media Luna”, publicado por Schribners en 1926.

No fue el primer venezolano en poner un pie en el Imperio Otomano. Fue Francisco de Miranda que llegó a Estambul a través de Esmirna en el verano de 1786 y escribió un relato completo de su visita, también publicado en turco por la embajada de Nweiheid en 2004.

Nogales llegó a Estambul en el invierno de 1915 y se aplica a servir como oficial en el ejército otomano que fue aprobado por EnverPasha. Estaba ansioso por ver la acción, que fue testigo de Vana Gaza. Regresó a América del Sur en abril de 1919 y escribió varios libros. Fue un extraordinario venezolano como una fuente en la historia del Imperio Otomano en sus últimos días. Era un soldado errante pero no un mercenario.

Nogales nació en Venezuela en 1877 y murió en Panamá en 1937. Pasó casi 50 de sus 60 años fuera del país de su nacimiento como un soldado profesional, guerrillero y aventurero, periodista y político. En 1927 viajó por Nicaragua de costa a costa que condena la ocupación estadounidense.

Dos escritores turcos, kaymakam Hakkı en 1931 y Mehmet Necati Kutlu en 1998, una crónica de las aventuras de Nogales.

En el sitio de Van, en el 1915, lo que escribió en el episodio armenio resultó tanto amigo y un enemigo contra él mientras trataba de ser justo para ambas partes y de alguna manera fallado.

Es interesante notar que su intención inicial, que le fue denegado, fue a unirse al ejército belga. Mientras que en Europa era sospechoso por los aliados de ser un espía alemán. Él quería servir en el ejército francés y en el Reino de Montenegro, que,como los belgas, se negó sus servicios. Fueron los alemanes quienes sugirieron Nogales debe servir en el ejército otomano, que no le exigiría a renunciar a su nacionalidad venezolana. En Sofía hizo un llamado a Otomano Embajador Fethi Bey cuando MustafaKemal fue agregado militar de la delegación, pidiendo un puesto enel ejército otomano. Nogales expresa su profundo respeto por elIslam y su civilización. En Estambul se encuentra con EnverPasha, hablándole en alemán. Se reunió con el general alemánLiman von Sanders y otros, que le asigna el grado de capitán al frente del este.

En su hoja de ruta en Anatolia, desde Kadıköy a Erzurum, mientras se procede a Van en tren a través de pintorescos Bitinia (Bilecik) a través de las cúpulas del Dorulayu (Eskisehir) del cielo frigio, deKütahya a Afyonkarahisar de opio y una llanura polvorienta. Sutren procede a Iconio (Konya), de piel blanca y mejillas sonrosadas con rasgos mongoles. El tren lo deja en el caravasar deUlukışlar. A continuación, el ferrocarril llegó este aAdana. Se sentó en el suelo en el tren, incómodo con laspiernas cruzadas. Duerme una noche en Niğde, que “se vecomo un oasis para él en medio de aquellas soledades espantosas,atravesando las áridas estepas de Anatolia.” Se dirige hacia el norte a Cesarea (Kayseri), cruzando el río Halis(Kızılırmak). Él señala que “el 80 por ciento de la población de la península era musulmana y el resto formado por losortodoxos griegos, caldeos sirios o armenios, aunque había ciertas sectas del Islam con la afiliación no sunita.” Llega antigua Cabiza o Diosopolis, o la Sebasta de los romanos (Sivas), y desciende a Aziris (Erzincan). Él describe Erzincan como la”capital de Siberia turco” de haber visitado Rusia antes ensus viajes. También dijo que era un “caos de inmensidades heladas” recordándole sus días de Alaska. Erzurum, para él, fue “un desierto blanco haciendo eco de los silbidos de ventiscas como olas de hielo de las cumbres del Cáucaso.” Describelas tropas rusas que penetran en las afueras de Van. Él pide a sus comandantes para enviarlo a ver la acción que anhela y alcanza el lago Van a hacerse cargo del asedio de la ciudad “con cuerpos de muertos turcos, armenios y kurdos.”

“A medida que la suerte estaba echada, la revuelta armenia había comenzado con la mayoría de los lamentables acontecimientos.” Nogales asumió su mando y comenzó a bombardear las posiciones armenias. “La lucha era a menudo un hombre a otro en las calles de Van, con pérdidas humanas pesadas.” “Los turcos estaban alarmados por la fuerte avance de las columnas rusas en apoyo necesario para los aliados armenios”. Nogales no perdió oportunidad para elogiar el”coraje y la lealtad de sus camaradas turcos.”


Nogales fue respetuoso de los valores turcos. Nogales dice en su libro que “actuó y luchó como un turco de Turquía, pero muy a menudo se sintió y escribió como si sus simpatías personales comoun cristiano y un occidental se acostó con la causa misma de los armenios que tan decididamente y lealmente lucharon contra. “Estees el juicio de Mehmet Necati Kutlu de la Universidad de Ankara como se publicó en su tesis sobre Nogales Méndez en 1997. Cualquiera de repente sintió una punzada de conciencia latente cuando se encontró matando hermanos cristianos en la batalla o que podrían haber sido asustado de su editor en Berlín, donde más tarde Talat Pasha fue asesinado y puertas se estrelló en su rostro. Así terminó rechazado por ambos lados a causa de su cuenta de Van. Los armenios se extendió la leyenda de que él era el “verdugo de Armenia”, mientras que un libro turco por kaymakam Hakkı en 1931 restringida a la parte armenia de la historia, lo retrata como un “extraño indigno que mordió la mano que le prestó unaespada.”

El medio Inglés del libro fue editado por Bernard Kennedy y el medio por el profesor turco Hikmet Özdemir de la Fundación Historia de Turquía. Es una contribución notable a la historia reciente de Turquía a través de los ojos de Rafael de Nogales, el escritor intelectual, gracias al interés del historiador Embajador Nweiheid.

Creo que estamos condenados a no ser profetas en nuestra tierra,y tener una ceguera hereditaria de no apreciar quienes somos…

Fuentes:

http://medalhasdeguerra.blogspot.com/

http://www.hurriyetdailynews.com/default.aspx?pageid=438&n=memoirs-of-venezuelan-soldier-nogales-bey-in-the-service-of-the-ottoman-empire-2006-03-26

http://en.wikipedia.org/wiki/Rafael_de_Nogales_M%C3%A9ndez

YANEZ, OSCAR: “Los años inolvidables” Editorial Susaeta 2012.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Sobre Aristides Bastidas y Eugenio Mendoza… Amenamente. (Jornadas de periodismo científico, 1982)

Corría el año de 1982, y una mañana de esas, cuando el frió y el sueño te hacen entrar en un sopor que ni siquiera el mas grasiento tequeño te puede quitar, llego a nuestro salón el profesor de guiatura; (era la figura ya desaparecida, de un docente que se encargaba de orientar las inquietudes de los estudiantes hacia actividades que pudieran potenciar sus habilidades) Vino a informarnos que, durante tres fines de semana, habría una jornada de periodismo científico, orientada a los estudiantes de ciclo básico y que la misma estaba siendo patrocinada por una organización llamada “Pro Venezuela” y por el periodista Aristides Bastidas.

Yo quise que mi brazo se despegara de mi cuerpo y llegara al techo cuando pidieron que levantaran las manos aquellos quienes quisieran ir. Artistides Bastidas tenía una columna en el periódico “El Nacional” que se llamaba “La ciencia Amena” y que disfrutaba leer. En términos muy sencillos hablaba sobre cosas fascinantes y hacia que la ciencia estuviera en la sala de mi casa, al alcance de mis dedos.

Recuerdo que la semana se me hacía interminable, y para aumentar el ansia, nos habían adelantado parte del programa del sábado. Nos hablarían de alguien llamado “Mesmer”, de las empresas en Venezuela y algo nuevo de computación que tenía miedo que fuera muy abstracto: “jareguare y sojuare”… No será como mucho? Podre entender?

Lo único que me parecía amigable era el tema de las empresas; Quien hablaría sobre ello sería Eugenio Mendoza. Sabía que era un gran empresario y que, había construido, entre otras cosas, la urbanización donde yo vivía.. Me imaginaba que seguramente, era un gran señor, tipo empresario norteamericano… como en las películas,  que da conferencias ante un gran auditorio y está rodeado de guardaespaldas.

Igualmente, me imagine a Aristides Bastidas como un gran científico, alguien que se despojaba de su bata blanca en las noches, para escribir de forma sencilla al pueblo sobre ciencia.

Y después de una larga noche sin dormir llego el día sábado. El estacionamiento del local de Pro Venezuela estaba lleno de muchachos que, como yo, serian conocidos durante los noventa como “nerds”.. Así que me encontraba a gusto… Aparte de los organizadores, no había adultos, sin embargo, viéndolo ahora en retrospectiva,todos éramos ancianos prematuros. Hasta el día de hoy, no recuerdo haber visto niños de 13 y 12 años comportarse tan educada y civilizadamente en un evento de este tipo.

Una pequeña sala sirvió de auditorio. El evento comenzó con unas palabras de un representante de pro Venezuela; Cerca, en el mismo podio, una figura en silla de ruedas y con gruesos lentes, nos miraba atentos.  A mi lado, se sentó uno de los pocos adultos asistentes al evento. Un hombre medio calvo, moreno claro, regordete y vestido bastante informal.

La introducción al evento se me hacía larga. Le pregunte ami compañero de clase donde estaría Aristides bastidas:

–         Es el señor en silla de ruedas – respondió impertinentemente el señor a mi lado.

Que decepción!  Dije para mis adentros. El sentimiento de asombro dio paso luego a la lastima… pobrecito!Que le habrá pasado? Le dieron la palabra…. Y su voz se escuchaba con mucha dificultad.. Sin embargo, sus palabras, sus ideas, se proyectaron en todos nosotros de manera indeleble.

Nos sorprendió por darnos las gracias por estar allí. Nos dijo que, siendo otros, estaríamos en cualquier otra parte y que nuestra presencia tenía gran valor. Quería que al final de cada día, nos acercáramos a ély les dijera “que no les había gustado” para mejorarlo en las próximas jornadas.También nos dijo algo muy importante… “escriban.. Investiguen lo que les llame la atención.. y escriban sobre ello”

Fue la primera vez que sentí que alguien no solamente nos trataba con un adulto.. si no como un igual.

Comenzamos finalmente la jornada con una demostración de hipnosis que aún está muy viva en mi memoria, en especial, como, con la colocación de líneas de tiza, sumieron a una iguana en un estado catatónico….Recuerdo cuando el pobre animal despertó súbitamente y salió disparado de la sala para nunca más volver a ser atrapado.

Llego el turno al Sr.Eugenio Mendoza. El moderador hablo de su familia, de su vinculación a la historia de Venezuela, de los grandes logros alcanzados y otras  loas que no recuerdo. Veía con expectación hacia la puerta, esperando ver aparecer al empresario magnate que tanto imagine,entonces, para mi sorpresa, el gordito a mi lado se puso de pie… y fue al podio.

…Y era Eugenio Mendoza hijo. Hablo con gran sencillez sobre su familia y la importancia que siempre han tratado de darle a los programas sociales.. Para mi ese era el segundo estereotipo derribado en un día.   Se quedó toda esa mañana y creo que disfruto la jornada tanto como nosotros.

Recuerdo que, al final de la jornada, Arístides Bastidas y el hablaban animadamente, como si fueran amigos de toda la vida.

Yo en pocas oportunidades he escrito sobre mis experiencias personales, pero está en especial me resulta muy hermosa. Aristides Bastidas fue un hombre que se hizo a sí mismo, y paradójicamente, nunca recibió una educación formal.  Quien mejor a escrito de ciencia en Venezuela, quien nos ilustro en ese ámbito a adultos y niños, no era el científico que yo imaginaba. Ya para ese entonces, la artritis, la ceguera y la psoriasis habían minado su cuerpo, pero su espíritu seguía siendo el de un niño de doce años. Quien era un izquierdista militante, era lo suficientemente abierto para compartir con el más poderoso capitalista.

Tristemente esas jornadas de periodismos científico ya no se hacen. No hay una columna con tanta calidad como “La ciencia Amena”, sin embargo, tengo la esperanza que alguien, así como lo hago yo, escriba.. Pero escriba amenamente sobre ciencia, y la haga estar al alcance de todos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nuestro “Nikola Tesla Venezolano” Carlos Del Pozo y Sucre (1800)

En la obra “Viajes a las regiones equinocciales del nuevo continente” del gran geógrafo y naturalista Alejandro de Humbolt,podemos leer un insolito párrafo fechado en el año de 1800, durante su visita a Venezuela. El escrito, textualmente, reza de la siguiente forma.

 “Encontramos en Calabozo, en el corazón de los llanos, una máquina eléctrica de grandes discos,electróforos, baterías, electrómeros, un material casi tan completo como el que poseen nuestros físicos en Europa. No habían sido comprados en los Estados Unidos todos estos objetos; eran la obra de un hombre que nunca había visto  instrumento alguno, que a nadie podía consultar, que no conocía los fenómenos de la electricidad más que por la lectura del Tratado de Sigaud de Lafond (Joseph Aignan Sigaud de Lafond) y de las Memorias de Franklin (Benjamin Franklin). El Sr. Carlos del Pozo, que así se llamaba aquel estimable e ingenioso sujeto, había comenzado a hacer máquinas eléctricas de cilindro empleando grandes frascos de vidrio a los cuales había cortado el cuello. Desde algunos años tan sólo pudo procurarse, por vía de Filadelfia, platillos para construir una máquina de discos y obtener efectos más considerables de la electricidad. Fácil es suponer cuántas dificultades tuvo que vencer el Sr. Del Pozo desde que cayeron en sus manos las primeras obras sobre la electricidad, cuando resolvió animosamente procurarse, por su propia industria, todo lo que veía descrito en los libros. No había gozado hasta entonces sino del asombro y admiración que sus experiencias producían en personas carentes por completo de instrucción, que jamás se habían apartado dela soledad de los llanos. Nuestra mansión en Calabozo le hizo experimentar una satisfacción del todo nueva. Por supuesto que había de dar alguna importancia a los votos de dos viajeros que podían comparar sus aparatos con los que se construyen en Europa. Yo llevaba electrómeros de paja, de bolilla de saúco,y de hojas de oro laminado, y asimismo una botellita deLeyden que podía cargarse por frotamiento,según el método de Ingenhouss,la cual me servía para experiencias fisiológicas. No pudo el Sr. Del Pozo contener su alegría al ver por primera vez instrumentos no hechos por él y que parecían copia de los suyos. Le mostramos también el efecto de metales heterogéneos sobre los nervios de las ranas. Los nombres de Galvani Volta no habían resonado en aquellas vastas soledades.”

Quien fue este extraordinario personaje?

Carlos Del Pozo y Sucre Nacio en 1743, en el estado Guarico, donde pasaría la mayor parte de su vida. Fue partidario de la corona española y su vida gira en ese sentir. Ejerce como visitador de la renta o estando del tabaco y luego se retira a Calabozo, donde desarrolla su habilidad por la mecánica y la electricidad.

Idea pararrayos que instala por toda la localidad para evitar los estragos de las tormentas eléctricas y sugiere la construcción de zanjas para desviar el agua de los torrentes en las épocas de lluvia. En 1803, conocido su ingenio, el real consulado de caracas lo propone como director de obras públicas, Sin embargo,es rechazado por no tener ningún título. De todas maneras, le es asignada la colocación del techo del coliseo de Caracas en 1805.

Hacia 1804 Participó en la vacunación contra la viruela a raíz de la visita a Venezuela de Francisco Javier Balmis. Se le reconoce sus conocimientos autodidactas en este sentido, sin embargo, ello no le sirve para salvaguardar su propia salud,bastante minada para 1812. Se cree que muere en Camaguan hacia 1813.

Sus inventos le sobreviven. Aun en 1832, sus pararrayos son usados y admirados por los extranjeros que visitan nuestras tierras, entre ellos Sir Ker Porter. En 1870, el licenciado Francisco Cobos dona a la Biblioteca Nacional, 5 Cartas que Carlos del Pozo escribió al doctor Alejandro Echezuria, fechadas hacia 1806, donde se tratan temas de física experimental.

En estos días,donde pareciera que volvemos a épocas de oscuridad,es bueno recordar que siempre existen almas que con su ingenio y sin  ningún tipo de educación iluminan con su luz nuestra amada tierra.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Tesoro perdido de Doña Barbara (Francisca Vasquez de Carrillo)

Quienes amamos la lectura, hemos comprobado, que muchas veces, al volver a releer un libro, el mismo toma un sabor distinto dependiendo de nuestras vivencias y circunstancias; Como el vino, su sabor tiene a variar con los años debido a la madurez de quien lo lee.

Creo que en mi caso, un ejemplo de esto son las novelas de Gallegos. No es lo mismo leer a “Canaima” o “Doña Barbara” durante el bachillerato a leerlas en la madurez, luego de conocer el llano y reconocer la inmensidad de esa llanura descrita tan bien por este autor.

Es esta ultima novela “Dona Barbara” donde la los limites de la ficción y la realidad se difuminan en el alto Apure. Para muchos, es la figura de Francisca Vasquez de Carrillo (“Pancha Vasquez”) el personaje que inspira a Gallegos para protagonizar su obra.

Francisca Vasquez de Carrillo es un personaje singular; Mujer de baja estatura,facciones toscas, cuerpo robusto y voz firma y profunda.  Se gano el respeto de todos los llaneros e inspiraba temor. Se decía que tenia pacto con el Diablo y que a ello se debía su gran fortuna y prosperidad.

Vivió en Elorza desde el siglo XIX y muere en los primeros años de la década de los 20. Uno de sus abogados fue el luego escritor Andres Eloy Blanco, quien, se presume, le relato a Gallegos la existencia de Francisca Vasquez.

Sus hatos eran “el Menoreño” y el “Mata de Totumo”, los cuales se encontraban a 25 Kms de Elorza. Era excelente jinete, se le temía por su gran puntería y su mal genio.. Ademas de su fama de hechicera.

Enla pagina http://cuentaelabuelo.blogspot.com,podemos encontrar un relato bastante interesante sobre esta faceta de Pancha Vasquez:

Doña Barbara era una mujer trigueña, de baja estatura y poseía poderes misteriosos. Cargaba siempre un medallón en el pecho con dos palmeras cruzadas. Cierta vez le vendió un ganado a un señor, un tal Altuve, pero éste no le pagó; se fue con el ganado rumbo a la selva de San Camilo, por donde llaman El Frío. Doña Bárbara los upo y le dijo a uno de sus amigos, mientras rozaba con el filo de sus dientes el borde del medallón: “ese señor no va a disfrutar del ganado, ya verá”. A esa hora el hombre conducía sus reses por uno de los tupidos desfiladeros de la selva. Como ya su yegua no avanzaba le dió un manotazo en el anca. La bestia lo pateó y el hombre cayó muerto al fondo de una zanja profunda. El ganado no pudo ser recuperado…”

La muerte de Francisca Vasquez esta sumida también en el mito. Se dice que un día salio de su hacienda acompañada de dos de sus peones hacia la trinidad del Arauca, donde tomaría un vapor para ir a la civilización a tratarse una infección pulmonar. Llevaba consigo una gran fortuna. Sin embargo, en el camino, ordeno a sus peones enterarlas bolsas con monedas de oro y seguidamente los mato. Siguió su viaje sola, y muy enferma, arribaría a la hacienda de su amigo Jose Natalio Estrada, donde murió.

Debido a su fama de hechicera, los habitantes del hato se negaron a darle sepultura en el campo santo, siendo enterrada en un lugar intermedio, donde se encuentra actualmente.

Nunca se ha encontrado el tesoro de “Doña Barbara” y tal vez nunca se compruebe su existencia. El mismo esta en esa zona ya indefinible entre la realidad y la leyenda.

La tumba de Francisca Vasquez

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cuando Shrek visito Venezuela (Maurice Tillet, 1952)

Conocidos es para muchos que “Shrek”el famoso personaje animado, fue inspirado por una persona real, cuyo nombre fue Maurice Tillet, un francés que, a los 20 años, desarrollo acromegalia, una enfermedad endocrina que desfiguro su cuerpo.

Buscando nuevos horizontes, se mudo a los estados unidos, donde se hizo luchador profesional. Fue conocido como “El Angel Frances” y fue un éxito instantaneo entre multitudes.

Fuera de lo que pudiera pensarse,Tillet fue una persona sensible e inteligente. Hablaba 14 idiomas,escribía poesía y era aficionado a la actuación. No le gustaba las multitudes, y generalmente permanecía alejado de las miradas indiscretas.

En abril de 1952, Tillet estuvo en Venezuela, como parte de un programa de lucha libre que se presentaba en el nuevo circo. Solidarizándose con la tragedia ocurrida en la iglesia Santa Teresa, se hizo presente en el templo y entrego una generosa colaboración en metálico para los niños que resultaron heridos en este hecho.

Gracias a su español fluido, pudo conocer y disfrutar de una Caracas que despertaba del sueño provinciano para adentrarse en la modernidad… y quien tenia planificado quedarse por dos semanas, lo hizo por mes y medio.

Tillet murió en septiembre de 1954, por complicaciones cardiacas, entre otras dolencias. Nuestro amigo animado tiene las mismas virtudes del luchador: Su bondad y solidaridad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Venezuela Insolita: Los Cacerolazos del terror (1881- 1890)

Un mañana de marzo de 1886, un turista francés, que desayunaba en el Hotel St. Amand, en Caracas, escucho como un fragor, que venía de afuera, aumentaba. Salió a la calle, y con sorpresa, vio como la población salía súbitamente, con gesto desencajado, a la calle golpeando cacerolas, ollas ,tapas y haciendo tiros al aire..

     En noviembre de 1883, la Baronesa Lady Annie Brassey quien visitaba por primera vez nuestro país, subía desde la Guaira a Caracas, cuando escucho un fragor rítmico… metálico.. al pasar una de las curvas del camino, Se encontró con una multitud, que armada de ollas y cacerolas, hacia un ruido ensordecedor…

Tal como imaginamos, era la población en pleno, que de forma espontánea, salía a la calle, armados de sus enceres domésticos. Eran pues, nuestros primeros “Cacerolazos”, pero en este caso, la razón era completamente distinta.. y si se quiere, aterradora.

 Para describir la razón de estos eventos, tomare textualmente el testimonio del turista francés referido al principio, y que ha sido citado por Jose Rafael Lovera en su obra “Vida de Hacienda en Venezuela”:

“ De repente, un ruido infernal nos hace precipitarnos afuera. Tiros por todas partes. En este país de revoluciones, en vísperas de elecciones presidenciales, iremos a tener una? No.. Vemos una nube de langostas… Llega sombria, amenazadora, oscureciendo la luz y apestando el aire…

   Todos se arman de inmediato. Unos con placas de alambre, otros con ollas de hierro o calderos… o cualquier cosa a mano, metálica o no, para hacer la mayor cantidad de ruido posible. También disparan tiros de fusil. Encienden fuegos por todas partes y todo esto para impedir que la nube caiga sobre Caracas. Durante más de 2 horas esta nube ha sobrevolado la ciudad que queda sumergida en la semioscuridad. La cantidad de langostas era tal que, pasada la nube, había TRES CENTIMETROS de excrementos en las calles sobrevoladas. En ciertos puntos exteriores de la ciudad, donde cayo la nube, hemos caminado sobre una espesura de dos a dos y medio centímetros de estas langostas.. En un santiamén, el terreno amarillo se volvió negro….. La poca vegetación desaparecio en unos minutos”

Una situación similar fue la que vivio la Baronesa Lady Annie Brassey; Levanto su vista al cielo, y creyo ver incrédula copos de nieve cayendo al mediodía.. eran realmente, el reflejo de luz solar en las alas de las langostas quienes se precipitaban en cantidad increíble a tierra a pocos metros de ellas para acabar con la vegetación de los cultivos cercanos.

Esta increíble plaga nos afecto casi diez años, desde 1881 hasta 1890. Elizabeth Gross, esposa de un comerciante alemán, se encontró con estos animales en un paraje selvático, camino a Maracaibo y en una de sus misivas, escribe a sus familiares en Europa lo curioso de dichos inseptos. Ya establecida en la ciudad, describe a una amiga en junio de 1888 un episodio aterrador:

“Imaginate que las langostas que habíamos visto en la selva ya están aquí. Hace poco quería ir de compras por la tarde con la Sra. Ludert y su esposo nos dijo que no nos demorásemos mucho pues se veía muy oscuro sobre el lago, como si amenazara lluvia. Nosotras habíamos entrado a dos tiendas cuando, de repente, se hizo de noche y no se podía ver nada.. Nubes de langostas obscurecian la luz del dia. Venian con tanta densidad que teníamos que defendernos con nuestras sombrillas para avanzar. Era algo asqueroso como esos espantosos animalitos pegaban contra nuestras caras. Ellos acaban absolutamente con todo. Despues de media hora, las lindas matas de coco habían quedado como escobas. Se comieron todo lo que era verde en los jardines. A pesar de que habíamos cerrado todos los postigos de las ventanas, dos hombres tuvieron que dedicar tres horas a matar todos los animales que habían entrado a nuestra casa. Se metieron en todas partes: en los escaparates, en los espaldares de las sillas, y hasta en los sitios mas minimos… cinco de ellos penetraron a través de la malla de mi mosquitero y por la mañana estaban en mi cama.. Tambien se habían empezado a comer las medias que estaban en la silla delante de mi cama, asi como también el cojin de mi peinadora. Se comen todo lo que contiene almidon. Se metieron en los vestidos, era algo realmente asqueroso”

El ataque de las langostas no podían prevenirse. Solo el ruido podía matenerlas relativamente alejadas, es asi, que durante nueve años, el angustioso ruido de las cacerolas sonaban no como protesta, si no como una forma desesperada de auyentar la miseria y la desolación.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

“El Conde de Mestiatis” ese gran desconosido

El avila, custodio de la ciudad de Caracas, se ha encargado también de preservar en el tiempo la historia de dos personajes enigmáticos; Conocidos por la gran mayoría de nosotros, la leyenda de Knoche ha opacado la verdad histórica, siendo la montaña, de forma natural, quien ha evitado que el vandalismo y la codicia borre huellas de su presencia.

 

 Sin embargo, la montaña a sepultado en su manto verde la historia de otro personaje enigmatico, quien también siendo extranjero, vivió durante 40 años al amparo de nuestro Avila. Su historia a sido difuminada por el olvido de los años hasta casi desaparecer.. Hablamos de Adolfo Mestiati, conocido por la sociedad Caraqueña como “El conde de Mestiatis”

 

Su historia con nuestra tierra de gracia comienza en italia, seguramente en 1896. El Rey Victor Manuel II, primer rey de este pais, ademas de lidiar con los problemas propios de su investidura, debe enfrentar el reciente escándalo que ha protagonizado su primo, y que lo ha puesto en aprietos ante de los representantes extranjeros que están en su reino. Adolfo a faltado a la ceremonia de su propia boda y se le ha descubierto jugando cartas en un tugurio en roma de dudosa reputación. Además, se ha descubierto que tiene grandes deudas de juego que deben ser canceladas so pena de ir a parar a la cárcel.

 

Ludopata crónico, Adolfo es enviado, en 1897, a Venezuela. El rey a sido generoso y se ha encargado de proveer sustento. Le ha comprado en el sector de Topo Arvelo, en la montaña que protege a la provinciana capital del país, una hacienda de frondosas tierras.

 

Es así como Adolfo Mestiati se encuentra con una naturaleza exuberante, Casi virgen, con la que se sentirá conectado. Hace edificar una elegante mansión, que será conocida por su elegancia y diversidad de helechos, que se encarga el propio Adolfo de cultivar y que sean admirados por quienes visitan su casa.

 

 Se dedica con éxito al cultivo de la papa y la cebolla, que le genera grandes ganancias. Sin embargo las mismas son obtenidas a costa de otros; Para mantener el riego de sus cultivos, desvía el curso de manantiales que surten de agua al pueblo de Petare. Multado en repetidas ocasiones por tal hecho, Mestiatis se burla de las autoridades y reincide en varias ocasiones en este proceder.

 

Su adicción al juego sera su perdicion. Aunque tenía buenas ganancias, las malgasta en apuestas y licenciosas fiestas. Aunque usa su título de conde, trata de mantener discreto su parentesco. En 1916, el periodista Luis Alejandro Aguilar, publica una entrevista en el semanario “La Revista” que desatara la ira de Mestiati.

 

El tiempo y los excesos traen la decadencia, y para su muerte, en 1935, estará arruinado. Tenía entonces 75 años.

 

Sin dejar descendencia, la hacienda cae en el olvido. El vandalismo de los oportunistas destruyó gran parte de la mansión y la naturaleza borro todo lindero reconocible.

Hoy el dia, solo la montaña permite, a quienes visitan la zona, conocer lo que aun queda de las ruinas de la hacienda… Tal vez, ello sea más perecedero que su historia, a punto de desaparecer.

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario