El Avila (Parte Final)

Después de visitar las enigmáticas alturas, bajamos nuevamente a los mil metros, donde se encuentra la famosa “cota mil” que bordea gran parte del este de la montaña desde principio de los setenta. Después de sabas nieves, los senderos para caminar están a la orilla de esta arteria vial:

 

Pajaritos:

En el se encuentra la sede de los Bomberos Forestales. Al ascender por el se llega a la quebrada de pajaritos y a un antiguo puesto de guarda parques.

 

Sebucán:

Tiene comunicación con el sendero de pajaritos. Tiene una explanada donde puede se puede acampar.

 

Cachimbo:

 Es uno de los senderos desde donde se puede acceder al pico Oriental. Si se quiere llegar allí, podrá visitar “la piedra del indio” y  “la cabeza de elefante” formaciones de piedra natural. También, ver  “la cruz de los palmeros” erguida por ellos mismos como símbolo de su devoción.

  Por cachimbo se llega también a “paraíso” sitio conocido por sus manantiales y pozos.

 

Duarte:

 En este sendero podrá conseguir un puesto de guarda parque y un helipuerto. Se llega a una pequeña cueva llamada “la cueva Emilia”  lamentablemente no tengo mayores referencias de ella.

 

La Julia:

Ya referido por mi en la entrada anterior, es un sendero visitado frecuentemente y preferido por quienes ascienden a Naiguata.

 

Galindo:

Es poco visitado, sin embargo, mediante el se puede llegar a un sitio interesante: “las ruinas de Mezteatis” son quizás, el único vestigio de edificaciones coloniales que puedan encontrarse a en estos lados de la montaña. Esta antigua hacienda de Café, perteneció a un conde italiano, quien, después de embarcar a su prometida en el altar por un juego de cartas, escapo de su país, para hacerse hacendado y cultivador del mencionado grano. Lamentablemente, solo hay algunas ruinas en pie, mas sin embargo, pueden encontrarse en toda la zona matas de café.

 

Universidad Metropolitana:

Este sendero es muy poco visitado y mediante el puede llegarse a Naiguata.. pero no es una ruta facil.

 

Ayala:

Este es el último sendero “oficial” del parque. Existe un puesto de guarda parque y existe una vía para rústicos. Esta termina a nivel de un estanque, donde se convierte en un sendero para caminantes. Por el puede llegarse a Garate y culebrillas (otras partes de la montaña)

 

La montaña comienza de descender, hasta desaparecer discretamente, a nivel del estado miranda; Tierra calida, bañada por el caribe, ese mar generoso que hizo nacer a Waraira Repano..que coquetea con la urbe desde tiempos inmemoriales. Amantes inseparables, caracteres disímiles.. Nadie se puede imaginar Caracas sin su Montaña.  El Ávila, a través de los siglos, será siempre parte de cada uno de los habitantes de esta urbe…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s