Una Cronica: La tragedia de Carmen de Uria

 

 

UNA CRONICA: LA TRAGEDIA DE CARMEN DE URIA

 

 

 

El siguiente texto es una síntesis de un trabajo presentado por un grupo de ingenieros de la UCV sobre la evaluación de habitabilidad de carmen de Uria. Aquí se explica el porque de la tragedia y las razones por las cuales no deben hacerse desarrollos en esta zona. He tomado los extractos más interesantes, ya que creo que la historia de esta tragedia no debe olvidarse. Al final del texto se encuentra el Link del trabajo, el cual se puede encontrar en la red. Sus comentarios son importantes, gracias.-

 

 

 

 

 

La población de Carmen de Uria, de aproximadamente 2500 habitantes, fue prácticamente

borrada del mapa. En cuestión de horas, aproximadamente el 50% de las casas

desaparecieron totalmente al ser barridas por la fuerza del torrente, y el 90% de las

construcciones se han dado por perdidas debido a la magnitud de los daños. El río se salió

de su curso y abrió un cañón de 30 m de ancho y 7 m de profundidad en donde antes habían

viviendas de una, dos y hasta tres plantas. A diferencia de la mayoría de las otras cuencas

en el litoral, el daño mayor en esta población fue producido por erosión fluvial en lugar de

sedimentación.

El río Uria se encuentra ubicado en el Sector Carmen de Uria al oeste de Los Caracas. La

elevación más alta de su cuenca tributaria es de 2280 m y el curso del río desciende

abruptamente hasta el nivel del mar en una distancia horizontal de 6500 m, con una

pendiente promedio de 29%. El área de drenaje es de 11.03 km2 y el cauce principal tiene

una longitud de 5585 m. En la garganta el río tiene una pendiente promedio de 7 % y en el

cono de deyección de 4 %, con un tramo final con pendiente mínima del 1.5%.

Las fotografías aéreas de 1937 muestran que Carmen de Uria era una hacienda donde se

cultivaban frutas, hortalizas, café y cacao. La Hacienda es adquirida en 1953 por el

Arquitecto italiano Felipe Galliardi quien planeaba construir allí un gran desarrollo

urbanístico. En la misión fotográfica de 1962, se observa un intenso movimiento de tierra,

cortes espectaculares, terraceo, desarrollo de vías de penetración y remoción de la

vegetación del valle, acompañada de rellenos artificiales creando una explanada donde

posteriormente se emplazaría Carmen de Uria. El curso natural del río fue desviado

mediante un muro de concreto ciclópeo al final de la garganta y canalizado con un curso

recto que atravesaba la explanada en el lindero oeste del valle aluvial. Adicionalmente se

construyó una presa de control de sedimentos, de 15 m de altura, en un sitio ubicado

aproximadamente a 300 m del final de la garganta.

El asentamiento de Carmen de Uria tiene lugar a partir de 1958 a una velocidad asombrosa.

Ya para el año de 1975 el valle estaba completamente ocupado por viviendas y existían vías

de comunicación en las montañas, así como una vía costanera para la interconexión de los

poblados ubicados a lo largo de las costas del Litoral.

En un informe del IMF-UCV, se presenta una secuencia de fotografías aéreas

que muestran el proceso de urbanización y asentamientos no controlados en el cono. Una

fotografía aérea tomada en marzo de 1999  muestra una situación parecida a la de

1975 con la diferencia que se ha incrementado la ocupación de las laderas de los cerros por

construcciones marginales.

Fotos después de la tragedia, muestran la devastación del valle aluvial como

consecuencia del flujo de lodos y escombros producido el 16 de diciembre de 1999.

También se señalan los cambios en las posiciones del cauce; línea continua para cauce

canalizado, línea punteada para cauce natural en el año 1937, y línea más gruesa indicando

la situación actual (Dic. 1999). También se señalan las ramificaciones en el delta por medio

de líneas continuas más finas.

 Conclusiones Generales:

La cuenca de Carmen de Uria es una de las más vulnerables en el litoral central del

Estado Vargas, debido a sus grandes pendientes, la presencia de terrazas fluviales

erosionables y la ausencia de rutas de escape del área habitable.

Los eventos de diciembre de 1999 dejaron la cuenca alta del río Uria en un estado

muy frágil, con un gran potencia de producción de sedimentos.

La no existencia de rutas de escape y evacuación ante un posible llamado de alerta,

originó que en el evento de 1999 muchos habitantes de Carmen de Uria quedaran

atrapados entre el flujo torrencial que transitó por el Río Uria y los deslizamientos

de las laderas adyacentes.

5.2.- Conclusiones de Geología y Geotécnia:

El tramo del río donde se encuentra la terraza ocupada por el urbanismo actual, aun

cuando tiene un ancho importante, debe ser considerado como un tramo de garganta

y no como perteneciente a un cono de deyección o abanico aluvial. En tal sentido,

es un tramo donde predomina la erosión en lugar de la sedimentación como es el

caso de los abanicos aluviales.

La experiencia obtenida del comportamiento y dinámica fluvial de ríos, ha

demostrado que las terrazas aluviales depositadas en sus márgenes, pueden ser

nuevamente erosionadas durante lluvias que generen caudales importantes. Esa

característica clasifica la zona seleccionada para el urbanismo de Carmen de Uria

como de alta vulnerabilidad ante la amenaza de flujos torrenciales.

Las laderas que circundan a Carmen de Uria son muy susceptibles a deslizamientos

superficiales de suelo y roca muy meteorizada, al saturarse durante períodos de

lluvias intensas. Esta condición implica que hay un importante aporte de material

de suelo y roca hacia la zona al pie de las laderas, lo cual es otro factor de alto

riesgo para las viviendas allí construidas.

La presencia de signos evidentes de erosión en Carmen de Uria hace pensar que

soluciones que tiendan a controlar sólo el arrastre de sedimentos, como sería el caso

de presas abiertas o presas cerradas bajas, no controlarían totalmente la principal

causa de daños en la cuenca baja; es decir, la erosión del flujo.

En la década del ’50, la zona plana en donde se asienta el pueblo de Carmen de Uria

fue ampliada artificialmente mediante movimientos de tierra, dando como resultado

un potencial incremento de la inestabilidad en los taludes de corte y laderas que la

rodean.

5.3.- Conclusiones de Hidráulica:

Las obras hidráulicas requeridas para la protección adecuada de la vialidad troncal,

son obras relativamente modestas y de fácil ejecución.

Las obras propuestas para conducción de crecidas son capaces de transportar los

caudales de 100 años de período de retorno y caudales con gran concentración de

sedimento, hasta la parte baja de la garganta. Al inicio del cono de deyección se

observan desbordes no controlados y deposición de material.

Una pequeña presa abierta ayuda considerablemente al control de grandes bloques

y, por consiguiente, aumenta la protección de la vía y el puente. Es necesario

destacar que, debido a los grandes aportes de sedimento que se esperan en la cuenca

del río Uria, la presa se sedimentará en poco tiempo, requiriendo de un

mantenimiento adecuado.

La existencia de un canal excavado en roca no garantiza la integridad de las áreas

adyacentes para eventos extraordinarios con flujo de lodo, ya que, como ha sido

demostrado, en estos eventos predomina la erosión y podrían ser socavadas las

terrazas aluviales, presentándose cambios en el alineamiento del canal.

5.4.- Conclusiones de Vialidad:

La ubicación actual de la vialidad troncal de Carmen de Uria no es la más

conveniente, pues está ubicada en el área de deposición y desbordes, lo cual

dificulta el control hidráulico de la vía y la ubicación eficiente del puente.

Las obras hidráulicas sugeridas proporcionan una protección adecuada a la vía y el

puente, dentro de los parámetros de riesgo permitido para obras de este tipo.

5.5.- Conclusiones de Urbanismo:

Es conveniente destacar que a diferencia de otros desarrollos urbanos afectados por

el evento de Diciembre de 1999 donde prevaleció fundamentalmente la

sedimentación, la zona de Carmen de Uria fue sometida principalmente a

fenómenos erosivos de gran magnitud, que no solo afectaron las terrazas aluviales

sino la masa rocosa in situ. La construcción de sistemas de presas abiertas para

retención de sedimentos, aguas arriba del urbanismo, podría mitigar el aporte de

sedimentos hacia la zona urbanizada, sin embargo, no resolvería todos los

problemas de erosión que fueron responsables de la mayor parte de los daños

ocurridos los días 15 y 16 de Diciembre de 1999. En tal sentido, también habría que

proyectar sistemas de presas cerradas que controlaran los caudales. Adicionalmente

el canal que sería necesario en la parte baja de la cuenca por la zona central del

urbanismo, eliminaría una zona de dimensiones importantes para viviendas. Todas

estas obras de carácter hidráulico más las requeridas para protección y

estabilización de las laderas adyacentes al urbanismo, representarían costos

anormalmente altos, que a este nivel de estudio, no aparentan justificarse para la

cantidad de viviendas que podrían reconstruirse en las áreas menos vulnerables. En

nuestra opinión reconstruir el urbanismo en la misma zona, bajo las condiciones

actuales, sería reconstruir la vulnerabilidad, lo cual es inaceptable.

Como se dijo, hay que destacar que las laderas que circundan a Carmen de Uria son

muy susceptibles a deslizamientos superficiales,condición que implica que hay un

importante aporte de material de suelo y roca hacia la zona al pie de las laderas, lo

cual es otro factor de alto riesgo para las viviendas allí construidas.

Se reitera que la experiencia obtenida del comportamiento y dinámica fluvial de

ríos, ha demostrado que las terrazas aluviales depositadas en sus márgenes, pueden

ser nuevamente erosionadas, lo que clasifica la zona seleccionada para el urbanismo

de Carmen de Uria como de alta vulnerabilidad ante la amenaza de flujos

torrenciales.

De acuerdo con la opinión del experto en geología, Dr. Enrique Navarro, el permitir,

si así fuese el caso, la reconstrucción de vivienda en la misma zona, dejando la

situación como está, podría ponernos en la situación de revivir las escenas de horror

entre la población y la perdida de vidas humanas que protagonizaron el desastre

natural de diciembre de 1999.

De acuerdo con las opiniones del experto en geología Geo. Piero Feliziani, el sector

debe ser declarado de alto riesgo y por lo tanto reservarlo para actividades

exclusivamente recreacionales. En consecuencia las acciones a tomar deben prever

un plan de saneamiento entre las cuales pueden destacar una mejora del cauce del

río para que las aguas corran de manera lo más natural posible hacia el mar,

eliminación de todas las viviendas seriamente afectadas por el evento extremo y un

plan de reforestación con especies autóctonas no solamente en la parte baja, sino

también en las laderas que la rodean las cuales fueron seriamente afectadas por los

innumerables movimientos de masas allí registrados.

En caso que sea requerido el desarrollo de un área urbana en condiciones de riesgo

similares a las de otras cuencas del Estado Vargas, sólo sería posible el desarrollo

de unas tres manzanas en la zona noroeste de la cuenca baja de Carmen de Uria y la

terraza donde actualmente existe el antiguo hotel.

Aun en el caso en que fuesen construidas todas las obras requeridas para el

desarrollo de una zona urbana, los requerimientos de presas, canalizaciones, canales

recolectores de aludes de las montañas vecinas y vialidad de acceso propia del

urbanismo, dejarían disponible un área muy limitada, de unas tres manzanas, a un

costo extraordinariamente elevado. Además, será necesario tener un estricto control

permanente para evitar que nuevos desarrollos no controlados ocupen las mismas

áreas de peligro que eran ocupadas antes de los eventos de diciembre de 1999.

En opinión del experto Ing. Eduardo Martínez, no debe ser reconstruida la zona

urbana que resultó dañada en diciembre de 1999 y, en todo caso, utilizar sólo las

terrazas altas de la margen izquierda donde se encuentra actualmente el antiguo

hotel.

 

Recomendaciones:

 Como recomendaciones finales sobre el desarrollo de la cuenca

de Carmen de Uria y su uso futuro, podemos establecer las siguientes:

Considerando ciertos criterios y limitaciones, la zona de Carmen de Uria podría

eventualmente utilizarse como zona de parques, recreación o cualquier actividad

que no implique peligro para vidas humanas. Hay que destacar que al no existir

vías de evacuación y escape así como sitios de refugio, aún implementando un

sistema de alerta temprana, la probabilidad de pérdida de vidas es alta.

Se recomienda la realización de los proyectos de ingeniería de detalle para la

vialidad, puente y obras hidráulicas recomendadas es este informe, las cuales son:

una presa abierta de 5 metros de altura, un canal excavado en roca de unos 18 m de

ancho de base, un puente de 30 m de luz y los drenajes adicionales de las áreas al

noroeste de la cuenca.

Se recomienda reubicar la vía hacia el sur a fin de darle una mayor protección y

permitir una ubicación del puente fuera del área de sedimentación, para lo cual es

requerido dicho proyecto de ingeniería de detalle.

 

 

http://74.125.47.132/search?q=cache:yx-NRv04RMoJ:www.auaev.gov.ve/auaev/InformeCarmenUria.pdf+carmen+de+uria,+ucv&hl=es&ct=clnk&cd=1&gl=ve

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Una Cronica: La tragedia de Carmen de Uria

  1. derbys dijo:

    excelente hermano… luego te doy fotos propias del lugar y mas informacion

  2. Aura Anais dijo:

    tengo un amigo que perdio gran parte de su familia en carmen de uria…cualquier cosa te pongo en contacto con el…perdio hasta su madre…actualmente no vive aqui…pero si quieres o te sirve te lo pongo en contacto ..

  3. Antonio dijo:

    Excelente informe, claro y detallado. Tengo conocidos que vivieron esta tragedia natural y bajo ningún concepto debe permitirse urbanizar nuevamente este sector.

  4. RAMON CRESPO dijo:

    TENIA FAMILIARES EN CARMEN DE URIA DE LOS CUALES SOBREVIVIERON DOS NIÑOS Y SU PADRE FALLECIO EN EL HOSPITAL DOMINGO LUCIANI EL 20 DE DICIEMBRE DE 1999 SE ENCUENTRAN DESAPARECIDOS MI TIO FERNANDO CRESPO “PEPE GUAMA” MI TIA REYNA MARGARITA SILVA DE CRESPO ” MARGOT” MI PRIMA ROSA YULIMAR CRESPO, LEGNA LA CONYUGUE DE MI PRIMO IVAN CRESPO Y UN HIJO DE TRES AÑOS PARA 1999.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s