Un Dia en Cacuri (Edo Amazonas)

Amanece…El sol ha comenzado a despuntar. Un indígena camina por la comunidad ejecutando un monótono canto, llamando a los miembros de la tribu; La lengua Ye’kuana es como el carácter de sus hombres, está compuesta de monosílabos abruptos que, al formar frases, se escucha como una suave melodía. Ellos deben irse a sus respectivos conucos, pero, deben desayunar antes de comenzar sus labores. Lo hacen todos juntos, en una misma mesa.

 

Son todos miembros de una misma familia.
Duermo en el porche del ambulatorio medico de la comunidad; Al levantarme de mi hamaca, observo que la señora que limpia ya esta barriendo el piso, sin embargo, no es la misma de ayer.. las mujeres de Cacuri se turnan para hacer estas labores.
Adentro, en un pequeño cuarto, esta el único paciente del ambulatorio; Es un hombre de 45 años, el cual fue mordido por una cascabel. No hay suero antiofídico, ya que no hay forma de mantenerlo refrigerado. No ha quedado más remedio que tratarlo con hidrocortisona y antibióticos. Su recuperación es lenta, pero el horrible edema de su pie comienza a remitir… deberá pasar mas de un mes antes de su completa recuperación.
El enfermero enciende la radio VHF, y comienza su guardia, tratando de rescatar palabras entre un mar de estática. Su abuelo fue el chaman de la tribu, ahora, los conocimientos ancestrales se mezclan con sus estudios de la ciencia moderna.
Cacuri debe prestarle auxilio medico a mas de catorce comunidades, a todo lo largo del alto Orinoco.

Desde el mes de diciembre, la gobernación no surte de combustible a la comunidad, por lo que entre ellos mismos han juntado sus reservas para utilizarlas en las piraguas con motores fuera de borda a fin de buscar a cualquier paciente que lo amerite… a veces, en recorrido de más de dos días por el ventuari.
Veo pasar a los niños, camino a la escuela. Ellos son sagrados en la comunidad, y tienen completa libertad de hacer lo que deseen, sin embargo, por alguna razón, son extremadamente educados y serviciales. En la comunidad siguen los programas de educación oficial, pero en lengua Yekuana; Solo aprenden el idioma español aquellos quienes deseen aprenderlo.
Frente a mi, se encuentra la churuata.. Ubicada en el centro de la comunidad, es donde se toman todas las decisiones que incumban al pueblo.

El consejo de ancianos informa y somete a votación desde los problemas más simples hasta los mas trascendentales.
Hace unos días, un miembro de la comunidad enfermo gravemente… se pidió a Puerto Ayacucho, vía radio, el envío de una avioneta. Esto no es gratis, nadie financia el viaje, deben pagarse 3.000,00 BsF, fuertes por un solo viaje; Ya que la familia del enfermo no poseía los recursos, la comunidad tomo la decisión de costear, entre todos, el traslado del enfermo.
El día transcurre entre niños, mujeres y ancianos… los hombres arribaran ya cuando el sol se ha ocultado. Mientras trabajamos, distintos miembros de la comunidad se acercan para ofrecer su ayuda. Son parcos, discretos… no esbozan ni una sonrisa, pero están allí incondicionalmente, dando una mano antes de tu pedir ayuda.
Un manto estrellado cubre el poblado… los hombres retornan lentamente a sus chozas. En la oscuridad arriba otro paciente, solicitando atención medica… ha salido desde muy Temprano desde su conuco y es ahora cuando llega al ambulatorio. El enfermero lo atiende diligente, sin decir palabras…. No son necesarias. Mientras lo observo con admiración, recuerdo que mañana, muy temprano, otro yekuana ejecutara un monótono canto…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s