Pedro Elias Gutierrez y “La Ruperta”

Mientras me encontraba de visita en el parque “El Calvario” en Caracas, vi como un vigilante patrimonial le llamaba la atención a un amigo mio, por tomarle fotos a la estatua de Pedro Elías Gutiérrez. Viendo la aparente expresión de eterno disgusto de la estatua (y que tal vez fue tomada por el guardia como una excusa para llamarle la atención el pobre Jorge) recuerdo una anécdota referida por Rubén Monasterios en su libro “Caracañerias” sobre este insigne compositor del “Alma llanera.”

Para 1901, es Pedro Elías Gutiérrez un compositor reconocido, quien tiene la responsabilidad de ser director de la Banda Marcial de Caracas. Hombre presto aprovechar cualquier oportunidad, le permite a sus músicos obtener sus ingresos extra tocando fuera de la orquesta en fiestas privadas, siempre y cuando el recibiera su porcentaje correspondiente, so pena de ser expulsado de la banda si esto no ocurría.

De vez en cuando, utilizaba sus dotes de compositor para adular al presidente de turno, en este caso, Cipriano Castro. Era la época del exacerbado romanticismo victoriano, muy de moda.  El maestro Gutiérrez, aprovecha la oportunidad de componer una pieza con la que matara dos pájaros de un solo tiro. Le declara su amor a la bella Mercedes Alfonso y a su vez, se la dedicaría a la esposa del general, Dona Zoila de Castro. La pieza la llamo “las madreselvas”:

 

En estas soledades que me recuerdan Que me recuerdan Los tristes juramentos que oí de ella Que oí de ella Cubrirán mi sepulcro las madreselvas Las madreselvas Que me dieron coronas para sus sienes. Cuando la muerte ponga fin a mi dolor Y con ella en la tumba helada sueñe Allí vendrán a gemir, sombra y silencio a buscar Las palomas que me oyeron por su ausencia sollozar

 

Como se podrán imaginar, con tan cursi letra, Mercedes Alfonso no presto la más minima atención a las pretensiones del maestro Gutiérrez. Para colmo de males, uno de sus músicos, Francisco Pacheco (quien seria el compositor de la pieza “El Cumaco de San Juan) tomo la pieza y el cambio la letra, a manera de burla,y la titulo “La Ruperta”:

 

En esta plaza López que me recuerda, que me recuerda Los días en que esperaba a mi Ruperta Era en aquellos días que me traía Mis caldos en botella, papas cubiertas El gusto de esa sopa, de esos frijoles y aquel asado

sopa de cebolla, los macarrones y aquel guisado

Estaba tan querido, tan consentido y tan mimado

Que era dicha completa con mi Ruperta.

Todas las noches la esperaba en aquel sitio

Me traía una perola bien repleta

Papita frita y frijol Plátano asado y arroz

Me ponía la barriga como un mismo tamborón… Pero un cochero envidioso y sinvergüenza, se llevó a mi Ruperta tan querida

Resulta, que “La Ruperta” fue un batacazo y todo el mundo la cantó, a tal punto, que, si buscan en Internet, es más conocida “la Ruperta” que “las madreselvas”.En muchas paginas, aparece “La Ruperta” de la siguiente forma:

 

Titulo: “La Ruperta”

Letra: Francisco Pacheco

Música: Pedro Elías Gutiérrez.

 

Se podrán imaginar el disgusto del maestro ante tal contrariedad… tal vez, es por ello que, de vez en cuando, su estatua parece tener un seño de perpetuo disgusto…

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pedro Elias Gutierrez y “La Ruperta”

  1. Fantastica anécdota y mercida venganza ante los pocos escrupulos del maestro Gutierrez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s