Sobre Aristides Bastidas y Eugenio Mendoza… Amenamente. (Jornadas de periodismo científico, 1982)

Corría el año de 1982, y una mañana de esas, cuando el frió y el sueño te hacen entrar en un sopor que ni siquiera el mas grasiento tequeño te puede quitar, llego a nuestro salón el profesor de guiatura; (era la figura ya desaparecida, de un docente que se encargaba de orientar las inquietudes de los estudiantes hacia actividades que pudieran potenciar sus habilidades) Vino a informarnos que, durante tres fines de semana, habría una jornada de periodismo científico, orientada a los estudiantes de ciclo básico y que la misma estaba siendo patrocinada por una organización llamada “Pro Venezuela” y por el periodista Aristides Bastidas.

Yo quise que mi brazo se despegara de mi cuerpo y llegara al techo cuando pidieron que levantaran las manos aquellos quienes quisieran ir. Artistides Bastidas tenía una columna en el periódico “El Nacional” que se llamaba “La ciencia Amena” y que disfrutaba leer. En términos muy sencillos hablaba sobre cosas fascinantes y hacia que la ciencia estuviera en la sala de mi casa, al alcance de mis dedos.

Recuerdo que la semana se me hacía interminable, y para aumentar el ansia, nos habían adelantado parte del programa del sábado. Nos hablarían de alguien llamado “Mesmer”, de las empresas en Venezuela y algo nuevo de computación que tenía miedo que fuera muy abstracto: “jareguare y sojuare”… No será como mucho? Podre entender?

Lo único que me parecía amigable era el tema de las empresas; Quien hablaría sobre ello sería Eugenio Mendoza. Sabía que era un gran empresario y que, había construido, entre otras cosas, la urbanización donde yo vivía.. Me imaginaba que seguramente, era un gran señor, tipo empresario norteamericano… como en las películas,  que da conferencias ante un gran auditorio y está rodeado de guardaespaldas.

Igualmente, me imagine a Aristides Bastidas como un gran científico, alguien que se despojaba de su bata blanca en las noches, para escribir de forma sencilla al pueblo sobre ciencia.

Y después de una larga noche sin dormir llego el día sábado. El estacionamiento del local de Pro Venezuela estaba lleno de muchachos que, como yo, serian conocidos durante los noventa como “nerds”.. Así que me encontraba a gusto… Aparte de los organizadores, no había adultos, sin embargo, viéndolo ahora en retrospectiva,todos éramos ancianos prematuros. Hasta el día de hoy, no recuerdo haber visto niños de 13 y 12 años comportarse tan educada y civilizadamente en un evento de este tipo.

Una pequeña sala sirvió de auditorio. El evento comenzó con unas palabras de un representante de pro Venezuela; Cerca, en el mismo podio, una figura en silla de ruedas y con gruesos lentes, nos miraba atentos.  A mi lado, se sentó uno de los pocos adultos asistentes al evento. Un hombre medio calvo, moreno claro, regordete y vestido bastante informal.

La introducción al evento se me hacía larga. Le pregunte ami compañero de clase donde estaría Aristides bastidas:

–         Es el señor en silla de ruedas – respondió impertinentemente el señor a mi lado.

Que decepción!  Dije para mis adentros. El sentimiento de asombro dio paso luego a la lastima… pobrecito!Que le habrá pasado? Le dieron la palabra…. Y su voz se escuchaba con mucha dificultad.. Sin embargo, sus palabras, sus ideas, se proyectaron en todos nosotros de manera indeleble.

Nos sorprendió por darnos las gracias por estar allí. Nos dijo que, siendo otros, estaríamos en cualquier otra parte y que nuestra presencia tenía gran valor. Quería que al final de cada día, nos acercáramos a ély les dijera “que no les había gustado” para mejorarlo en las próximas jornadas.También nos dijo algo muy importante… “escriban.. Investiguen lo que les llame la atención.. y escriban sobre ello”

Fue la primera vez que sentí que alguien no solamente nos trataba con un adulto.. si no como un igual.

Comenzamos finalmente la jornada con una demostración de hipnosis que aún está muy viva en mi memoria, en especial, como, con la colocación de líneas de tiza, sumieron a una iguana en un estado catatónico….Recuerdo cuando el pobre animal despertó súbitamente y salió disparado de la sala para nunca más volver a ser atrapado.

Llego el turno al Sr.Eugenio Mendoza. El moderador hablo de su familia, de su vinculación a la historia de Venezuela, de los grandes logros alcanzados y otras  loas que no recuerdo. Veía con expectación hacia la puerta, esperando ver aparecer al empresario magnate que tanto imagine,entonces, para mi sorpresa, el gordito a mi lado se puso de pie… y fue al podio.

…Y era Eugenio Mendoza hijo. Hablo con gran sencillez sobre su familia y la importancia que siempre han tratado de darle a los programas sociales.. Para mi ese era el segundo estereotipo derribado en un día.   Se quedó toda esa mañana y creo que disfruto la jornada tanto como nosotros.

Recuerdo que, al final de la jornada, Arístides Bastidas y el hablaban animadamente, como si fueran amigos de toda la vida.

Yo en pocas oportunidades he escrito sobre mis experiencias personales, pero está en especial me resulta muy hermosa. Aristides Bastidas fue un hombre que se hizo a sí mismo, y paradójicamente, nunca recibió una educación formal.  Quien mejor a escrito de ciencia en Venezuela, quien nos ilustro en ese ámbito a adultos y niños, no era el científico que yo imaginaba. Ya para ese entonces, la artritis, la ceguera y la psoriasis habían minado su cuerpo, pero su espíritu seguía siendo el de un niño de doce años. Quien era un izquierdista militante, era lo suficientemente abierto para compartir con el más poderoso capitalista.

Tristemente esas jornadas de periodismos científico ya no se hacen. No hay una columna con tanta calidad como “La ciencia Amena”, sin embargo, tengo la esperanza que alguien, así como lo hago yo, escriba.. Pero escriba amenamente sobre ciencia, y la haga estar al alcance de todos.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s